SIN PALABRAS 89

Dos fotografías: Ayer y hoy. El cambio de una ciudad. Para conocer, recordar y… opinar
Construcción Banco Hispano Americano. Año: 1949. Foto: Blanco.
Estado actual

VIGILANTES ILUSTRES

Desde el Paseo de las Palmeras

¡Ahí están! en lo alto del edificio de La Terraza, como cámaras ocultas que nos observan en nuestro tranquilo pasear, las esculturas de Docha Rioboo. Cuatro a la izquierda y cuatro a la derecha. Las de la izquierda enfocadas  al Paseo de las Palmeras: Wenceslao Fernández Flórez, Manuel Murguía, Pérez Lugín y Julio Camba. Las de la derecha al Paseo de Coches: Emilia Pardo Bazán, Antón Villar Ponte, Salvador de Madariaga y Juan Fernández Latorre.

El edificio de La Terraza que podemos disfrutar  en los Jardines del Relleno es obra de Pedro Mariño que en 1921 sustituye a la modernista Terraza de madera que se trasladó a Sada tabla a tabla.

En los primeros años se utilizó como restaurante, sala de cine y baile. Terminada la guerra, el Ayuntamiento de la época decide conceder a la Falange la concesión y el edificio cambia de función utilizándose como sede de Radio Juventud y de la Organización Juvenil Española (OJE).

Muerto el dictador, el Ayuntamiento (1985) siendo alcalde Paco Vázquez recupera la concesión y tras una profunda restauración se convierte en la sede de RTVE.

Es en esta época cuando las esculturas de ilustres intelectuales ocupan el lugar donde están provocando en los paseantes que alzan la mirada la pregunta Quiénes son?

Wenceslao Fernández Flórez, Manuel Murguía, Pérez Lugín, Julio Camba
Desde el Paseo de Coches
Emilia Pardo Bazán, Antón Villar Ponte, Salvador de Madariaga, Fernández Latorre

ESTOY, PARA NADIE

“Pie de foto” imagen acompañada de pequeño texto sobre un recuerdo, proyecto; sugerencia o provocación
Calle Luchana

Alegres, luminosos los balcones. Fueron lugares para acodarse sobre la barandilla y ver pasar la gente, comunicarse con la vecina tomando la fresca en noches de verano, colgar banderas, pancartas contemplando el paso de procesiones, desfiles, protestas varias… hasta expansión del gato entre plantas recién regadas. Las funciones se han ido perdiendo dejándose de abrir  o cerrándolos con acristalamientos para ganar en espacio interior de la casa.

En la foto ejemplo de un balcón sin función negándose a recuperarla. Ni charlas con vecinos, ni banderas, ni gato…” ¡Qué bien queda el cabecero donde estaba el balcón!”

¡QUE BAILE LINO, QUE BAILE LINO!

Pabellón Lino. Año: 1918. Fuente: Coruña del ayer.

Lino Pérez (1862-1918) fue según las crónicas de la época un hombre “echado para adelante”. Promotor de variados espectáculos en los locales que regentaba: Teatro Principal, Teatro Pardo Bazán, el mítico Pabellón Lino. Ofrecía zarzuelas, teatro, cine y la copla donde consiguió más popularidad. Tuvo una librería en la calle Real 43 y fue editor de libros y postales de fotografías de su buen amigo Sellier.

El Pabellón Lino se levanta en 1905 entre el Kiosco Alfonso y el Salón Cinema Coruña (hotel Atlántico) pasando por diversas fases donde fue ampliando su aforo y mejorando seguridad e higiene al carecer el primero de servicios.

La gran Raquel Meller cantó La Violetera, El Relicario años antes de decir no a Charles Chaplin que le ofreció ser protagonista en Luces en la ciudad.

Con las actuaciones de La Chelito (amante de Alfonso XIII) y su particular interpretación de La Pulga llegaba el escándalo engrosando la caja.

Hay una pulga maligna

Que a mí me está molestando

Porque me pica y se esconde

Y no la puedo echar mano

Desataba pasiones enfervorizadas o severas críticas por contravenir la moral y buenas costumbres.  Aplacando el escándalo estaba Lino que se subía al escenario pidiendo cultura, ya que en la sala había señoras.

La contestación de los más exaltados era invitar a bailar al empresario ¡Que baile Lino, que baile Lino!

Y el Lino desencajado contestaba ¡Qué baile la p…de tu madre!

El entrañable Pabellón de estilo modernista construido en madera y escayola en sus adornos es pasto de las llamas en 1919 cuando Lino  ya había muerto un año antes quedando local y anécdotas como un mito en la historia coruñesa y ya sabemos lo que pasa con los mitos que viven y viven a través del tiempo.

La Chelito
La Chelito. Bohemia, 10 de febrero 1957
Raquel Meller
Raquel Meller

DETALLES EN LA CIUDAD V

“Detalles en la ciudad” Paseando por la ciudad con la vista baja, o alta, a derecha, o izquierda van apareciendo como setas en otoño diversas imágenes que nos hacen un guiño, nos provocan con un “aquí estoy”. Dónde está?Más fotos en el enlace.
Calle Tabernas
Campo de Artillería
Calle Riego de Agua