CERRADO Y ABANDONADO


“Pie de foto” imagen acompañada de pequeño texto sobre un recuerdo, proyecto; sugerencia o provocación

Kiosco de golosinas en los jardines junto al Estanque de los peces

Hoy publica La Voz de Galicia los resultados de un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) señalando a A Coruña como una de las ciudades más sucias de España.

Es evidente que la ciudad ha ido deteriorándose en los últimos tiempos, ha ido ganando en desidia y abandono. Son abundantes las losas rotas, empozamientos de agua cuando llueve, fachadas invadidas de grafitis…

La foto que encabeza esta entrada pertenece a un pequeño rincón enfrente del estanque de los jardines. Lleva así muchos años.

Es difícil acordarse cuando a su alrededor se apiñaban niños y niñas en busca de chuches haciendo un alto en el juego.

Los kioscos supongo que son concesiones municipales, cómo es posible que éste permanezca cerrado. Si acabó la concesión que se quite y no esté como un estorbo.

Es un pequeño ejemplo del menosprecio y desidia hacia lo público y los ciudadanos. Hasta estaría contento que dentro de cuatro años permaneciera el kiosco y hubieran sido repuestas las losas rotas de calles, suprimidos los grafitis, barridas las calles…

Anuncios

“SOY LA REINA DE LOS MARES” EN EL RELLENO

xunta de galicia
Palco de la música, al fondo Palace Hotel, A Coruña. Año: 1930.35. Fuente: A.R.G.

Al ver estas bellas fotografías vienen a mi memoria viejas canciones que acompañaban a los juegos infantiles de comba, corro, mariola, pies quietos…
Al pasar la barca
me dijo el barquero
las niñas bonitas
no pagan dinero.
Yo no soy bonita
ni lo quiero ser
arriba la barca
una, dos y tres….

Soy la reina de los mares
ustedes lo van a ver
tiro mi pañuelo al suelo
y lo vuelvo a recoger…

Fotos que traen el recuerdo de juegos prácticamente desaparecidos de parques y jardines. El juego ha ido cambiando, y aquellos que solo necesitaban una cuerda o un palo para trazar en la tierra unas líneas para delimitar el campo de la mariola ya no se ven. Han ido sustituyéndose por parques muy bien dotados con toboganes, estructuras, columpios, balancines con suelos blandos para que los niños no dañen sus rodillas. Forman una maraña sinfín de artilugios de colores por donde corren, saltan, suben, bajan niños y niñas.
Más alejados, pandillas de chicos y chicas sentados en bancos o en el suelo absorbidos por las pantallas de los móviles inmersos en juegos fantásticos. No se hablan, cada uno está en su privacidad conectado con el juego.
En las fotos solo se ven niñas con sus falditas y algún sombrerito, acompañadas de madres y niñeras elegantemente vestidas. ¿Dónde están los niños? Pues con las bujainas y canicas, intentando desde el gua, conseguir las bolas de los compañeros de juego para pasarlas a los bolsillos rebosantes o a la bolsita de tela tintineante envidia de la pandilla. Estarán en los interminables circuitos para ser recorridos con las chapas conseguidas en las terrazas de los cafés, o en las luchas entre policías y ladrones, saltando setos o subiendo árboles temiendo siempre la llegada del jardinero y dejando en las rodillas las huellas de una jornada divertida.
Cuánta nostalgia hay encerrada en estas fotos.

 

xunta de galicia
Al fondo lugar que ocupan las fundaciones: Fenosa y Abanca. a la derecha el teatro Linares Rivas. A Coruña. Año: 1930.35. Fuente: A.R.G

xunta de galicia
Cantón Grande, A Coruña

xunta de galicia

 

xunta de galicia
Paseo de las palmeras.A Coruña. Año: 1930.35. Fuente: A.R.G

0217 (2).jpg
Al fondo Hotel Atlantic. A Coruña. Año: 1930.35. Fuente: A.R.G

xunta de galicia

 

 

 

 

COLUMNA METEOROLÓGICA DE LOS JARDINES

 

xunta de galicia
Columna meteorológica en los Jardines, A Coruña. Años: 30. Fuente: Arquivo do Reino de Galicia

Entrañable imagen del hombre dando explicación al niño con la primera columna meteorológica que siendo alcalde Luis Argudín Bolívar se puso en los jardines allá por el 1896. Esa era precisamente la función de estos aparatos que abundaron en jardines y algunos edificios a principios del siglo pasado. Acercaban la información de las previsiones del tiempo y sus mediciones de temperaturas que con ayuda del Zaragozano daban tranquilidad para salir de paseo. Al fondo la estatua original de doña Emilia y un hombre leyendo el periódico, ¡qué cosas se hacían en los jardines!
El diseño era de Pedro Mariño y ahí estuvo con su reloj de sol, termómetro, higrómetro, barómetro y bola del mundo en la cúspide hasta que el deterioro fue haciendo estragos, retirándose en 1966.
Después de años en el olvido, se recupera de los misteriosos almacenes municipales y, convenientemente restaurada, se pone en un lugar aproximado a su antiguo emplazamiento en el 2006.
Cuando paseemos por el jardín detengámonos un rato para disfrutar con ella.

 

DSCN1267 (2)
Actual emplazamiento

DSCN1263 (4)
Reloj solar

 

IMG-20180219-WA0003 (2)
“Débense estos paseos y jardines a la iniciativa del Sr. Narciso de la Torre esclarecido hijo de esta localidad”