SIN PALABRAS 88

Dos fotografías: Ayer y hoy. El cambio de una ciudad. Para conocer, recordar y… opinar
Edificio de Los Tobía, en Puerta Real. Antigua sede de La Voz de Galicia. Se tira en 1969. Fuente: La Voz de Galicia.
Estado actual

¡QUE BAILE LINO, QUE BAILE LINO!

Pabellón Lino. Año: 1918. Fuente: Coruña del ayer.

Lino Pérez (1862-1918) fue según las crónicas de la época un hombre “echado para adelante”. Promotor de variados espectáculos en los locales que regentaba: Teatro Principal, Teatro Pardo Bazán, el mítico Pabellón Lino. Ofrecía zarzuelas, teatro, cine y la copla donde consiguió más popularidad. Tuvo una librería en la calle Real 43 y fue editor de libros y postales de fotografías de su buen amigo Sellier.

El Pabellón Lino se levanta en 1905 entre el Kiosco Alfonso y el Salón Cinema Coruña (hotel Atlántico) pasando por diversas fases donde fue ampliando su aforo y mejorando seguridad e higiene al carecer el primero de servicios.

La gran Raquel Meller cantó La Violetera, El Relicario años antes de decir no a Charles Chaplin que le ofreció ser protagonista en Luces en la ciudad.

Con las actuaciones de La Chelito (amante de Alfonso XIII) y su particular interpretación de La Pulga llegaba el escándalo engrosando la caja.

Hay una pulga maligna

Que a mí me está molestando

Porque me pica y se esconde

Y no la puedo echar mano

Desataba pasiones enfervorizadas o severas críticas por contravenir la moral y buenas costumbres.  Aplacando el escándalo estaba Lino que se subía al escenario pidiendo cultura, ya que en la sala había señoras.

La contestación de los más exaltados era invitar a bailar al empresario ¡Que baile Lino, que baile Lino!

Y el Lino desencajado contestaba ¡Qué baile la p…de tu madre!

El entrañable Pabellón de estilo modernista construido en madera y escayola en sus adornos es pasto de las llamas en 1919 cuando Lino  ya había muerto un año antes quedando local y anécdotas como un mito en la historia coruñesa y ya sabemos lo que pasa con los mitos que viven y viven a través del tiempo.

La Chelito
La Chelito. Bohemia, 10 de febrero 1957
Raquel Meller
Raquel Meller

¿DÓNDE ESTÁN LAS MUJERES?

“Pie de foto” imagen acompañada de pequeño texto sobre un recuerdo, proyecto; sugerencia o provocación
Teatro Linares Rivas (después cine Avenida), A Coruña. Año: 1934. Foto: Blanco.

Corría el año 1934 cuando Blanco capta esta imagen a la salida de un mitin en el desaparecido Teatro Linares Rivas. Difícil encontrar una mujer. Pocos años llevaban con el derecho al voto y según se ve todavía la política no estaba en sus intereses o posibilidades. La sociedad no lo había asimilado.

La ausencia de mujeres  en la foto me acerca a Riazor, finales de los cincuenta,  cuando mi padre me llevaba al futbol. Las gradas llenas de hombres con puro humeante, oloroso y sombrero. Detrás de la localidad que ocupábamos se sentaban dos mujeres fumando tabaco rubio, Chester sin filtro, gritando cuando la ocasión lo requería. Eran las únicas de toda la grada de preferencia. El primer día que las vi repartí la atención entre el partido y miradas de reojo a mis alegres vecinas, eran los tiempos de Otero, Polo, los hermanos Mendoza a los que adoraban. Creo recordar que nos salvaron de un descenso.

“¿Papá y si un día viene mamá al fútbol?”, “no creo que quiera, cuándo inauguraron el estadio fuimos juntos a ver el partido, pero no volvió más”. “Mamá es más de cine o zarzuela”

De cine van los carteles de la foto “Violetas Imperiales” (1932) de Raquel Meller. La película corresponde a la versión sonora interpretada por la cupletista  que años antes había cautivado al personal coruñés en el Pabellón Lino. “Cultura señores, cultura no j… que hay señoras” era como se dirigía el mítico Lino a la concurrencia cuando se ponía nerviosa oyendo  “La pulga”.

PALACE HOTEL

PALACE HOTEL, A Coruña. Años: 30. Fuente: A.R.G.

Cuánta información nos da esta postal de los años 30 del Palace Hotel y su entorno. Lo que hubo y lo desaparecido. Ha desparecido el edificio, el kiosco de flores, el tranvía, los coches de alquiler, los elegantes caballeros con sombrero, el milano del la cúpula del cercano hotel de la competencia… de la imagen de la postal solo ha quedado el Obelisco que creció un poco pero no lo suficiente para destacar sobre los nuevos edificios.

Edificio construido 1872 por Faustino Domínguez como vivienda particular “Casa Caruncho” abriéndose en principio en la planta baja una sastrería y en 1885 el café Oriental. En 1925 se añade una planta más

Publicita la postal  el confort, la situación  con vistas al mar, el restaurante, el café… El hotel abre al público en 1916 con el nombre de Palace Hotel que cambiaría en 1940 por decisión de las autoridades de la época al de Hotel Palas y allí descansaron Azaña, Ortega y Gasset, Lerroux…

Había un  restaurante “Ideal Room” en la entreplanta y las crónicas de la época comentan el lujo en cuberterías y vajillas. Todo desaparece 1967 cuando la piqueta arrasa con todo siendo alcalde de la ciudad Demetrio Salorio Suárez.

FÁBRICA DE HILADOS: “LA PRIMERA CORUÑESA”

Plaza de toros de A Coruña. Año: 1930. Fuente: A.R.G.

En el viejo Leirón de Juan Flórez pasé en mi infancia muchas horas de juego. Al fútbol, frontón, brilé, a las eternas peleas lanzándonos dátiles de las grandes palmeras que rodeaban la pista de baile. Todos estos juegos eran cortados cuando escuchábamos la estridente sirena de la vecina fábrica de hilados que sonaba a las dos marcando el cambio de turno de las operarias y a nosotros el fin del juego para ir a comer, para los rezagados estaba el bueno de Eladio, el jardinero, que nos recordaba que había que ir a casa.

Recuerdo la esbelta chimenea de ladrillo y la muralla que separaba la fábrica de la calle.

Es el año 1872 cuando  un capitán del Estado Mayor, Luis Miranda, y un banquero, José Núñez de la Barca, se unen para poner en marcha una fábrica de hilados y tejidos con nombre”Nuñez y Miranda”. La construyen en el Camino Nuevo, hoy Juan Flórez, alejado de lo que era La Coruña. Era lugar de fincas y chalets, fábricas como La Artística, Aserradero de Maderas Molezún.

Sufre un importante incendio en 1889 que reduce a cenizas toda la instalación. La tenacidad de los dueños la vuelve a levantar en 1891 llegando  a emplear a 300 obreros la mayor parte mujeres.

En 1905 se transforma en sociedad anónima con el nombre “La Primera Coruñesa” y como Director gerente Ricardo Molezún. Es en el año 1937 cuando llega a la Presidencia de la administración un rico emigrante en Cuba y Argentina Tomás Rodríguez Sabio.

A comienzo de los sesenta la zona sufre una completa transformación, se tira esta fábrica en 1964  y un poco antes o después desaparece La Artística, Fundición Ortiz, chalets de los Fariñas, Pernas, Molezún, cuartel de la Guardia Civil, colegios de las josefinas y Cristo Rey… Sobre tanto solar se eleva contra toda planificación unos inmensos edificios que dan a esta calle unos índices de población desorbitados.

Pongo estas fotos para que se recuerde y conozca una importante zona de la ciudad.

Sobre 1900. Fuente: Asociación Buxa.
Año: 1940
Comienzo de los 60
Visita de Pilar Franco a las instalaciones. Foto: Blanco
Año: 1964