DE DON TRIQUI A PABLO GALLO

AVENIDA PABLO
PABLO GALLO

El cuadro de Pablo Gallo me trasmite inquietud. La desolación en una ciudad desierta donde permanecen los objetos rodeados de una luz apagada, desvanecida. Queda el recuerdo de un tiempo pasado mostrándose en completa soledad, que nos trae unos días de bullicio, alegría y luz.

¿Qué ha pasado? ¿Qué catástrofe ha llenado todo de silencio?, ¿Qué entrada profunda a la oscuridad permanece provocadoramente ante nuestra mirada?

Hoy cuando por intereses que desconozco y después de pasar por dos propietarios: Amancio Ortega y Abanca; y varios cambios de calificación, el edificio permanece oculto a los ciudadanos en un insulto permanente, he recuperado el cuadro del pintor coruñés como un pequeño homenaje al entrañable cine.

 

ipad 249

El cine Avenida, obra de Rafael González Villar, se inaugura en 1941, sustituyendo al Teatro Linares Rivas de Leoncio Bescansa, construido en 1920.

El Linares Rivas era un edificio modernista, el arquitecto también construyó las Escuelas Labaca de Juan Flórez, con mucha filigrana y bonitas máscaras en la fachada. Tenía capacidad para cerca de 1200 espectadores y contaba como dato curioso con palcos de luto cerrados con cortinajes. Se dedicó a cine, teatro, zarzuelas y variedades.

 Se derribó en 1937 levantándose en su solar el edificio del Avenida con sala de cine y pisos para viviendas y oficinas. ¡Qué cosas pasaban! ¡Duró en pie diecisiete años!

El Avenida no fue solo un cine, donde el comienzo de la proyección te llenaba de intriga. Al mismo tiempo que el telón poco a poco iba dejando visible la pantalla la luz de la sala empezaba a disminuir en intensidad hasta dejarla en completa oscuridad. ¡Qué emoción! Era además lugar de juego de niños corriendo a derecha e izquierda por su vestíbulo, lugar de quedada de muchas generaciones, de angustia ¿vendrá o me dará plantón?. Las carteleras repasadas veces y veces: a derecha la peli que estaban proyectando, a izquierda la próxima para ir creando expectación. La heladería de la entrada que competía con la Ibense sin lograr superarla.

Mi recuerdo más lejano me lleva a la librería Avenida que estaba al fondo a la izquierda, donde me compraban mis primeros tebeos. Don Triqui: rectangular, pequeño,  en blanco y negro salvo la portada que era a color. Lo sustituí por TBO de La familia Ulises, Las hermanas Gilda y los inolvidables inventos del Profesor Franz de Copenhage.

Al pasear por el Cantón y ver el telón que cubre el edificio se me ha avivado el recuerdo de los queridos tebeos y del extraordinario y provocador cuadro de Gallo. Mil gracias a los dos.

43985416

.

Anuncios

CASTELAO: OS FUNDAMENTOS DO SEU ESTILO (1905-1920)

DSCN1428
A TENTACIÓN DE COLOMBINA, 1917

El pasado miércoles con un grupo de buenos amigos fui a Pontevedra para ver la exposición sobre Castelao que está estos días en el Sexto Edificio del Museo de Pontevedra.

La exposición me descubrió un Castelao para mi desconocido: el de los grandes formatos. Disfruté con unos cuadros de los que no tenía ni idea de su existencia.

Castelao abandona su primer estilo, según se explica en la exposición, cuando ingresa nas Irmandades da Fala.

“A tentación de Colombina” es por su temática el que más alejado está de la obra posterior. Castelao da un cambio a su idea de las finalidades de las obras artísticas. Se hace combativo, lucha desde su arte a favor de los desamparados: ciegos, gentes del campo e ironiza: caciques, curas. Una gran obra.

El paseo por las calles y plazas de Pontevedra, cañas y comida en la plaza del Teucro fue el complemento de un buen día.

 

 

 

PABLO GALLO PUBLICA “DIBUJAR EN LA OSCURIDAD”

Cartel Galicia psico

Ayer por la noche recibí en mi correo el cartel que anuncia la presentación en Vigo y A Coruña del nuevo libro del dibujante y pintor coruñés Pablo Gallo, “Dibujar en la oscuridad”.

Aparte de su amplia tarea en exposiciones en el mundo de la pintura y la ilustración  empezó a publicar libros  en 2010 como ilustrador “El libro del voyeur”, Hiperhíbridos (2011) y también como escritor “Manual de la ruleta rusa”(2015) que recorre un camino al lado de algunos ilustres suicidas  juntando ilustración y un pequeño texto sobre la personalidad, vida y su trágica muerte.

A Pablo Gallo no le llega con las exposiciones y libros,  su personalidad, su inquietud y sus ansias de buscar continuamente algo nuevo le ha llevado  a ir un poco más allá: El dibujo a ciegas convocando a un escritor fallecido.

El nuevo libro es el resultado de estas sesiones de dibujo a ciegas en las que con los ojos tapados va dibujando mientras su trabajo se proyecta sobre una pantalla, todo ello acompañado por la música de Iago Alvite.

Curioso y sorprendente. He asistido dos veces y he quedado impresionado siempre. Prometo volver, a ver si cojo alguna comunicación perdida para una nueva entrada en este blog.

http://elblogdepablogallo.blogspot.com.es/p/enlaces.HTML

IMPRESIONES RECOGIDAS:

“Lo de Pablo Gallo me ha dejado torcido y sin aliento. Como debe ser”.

Francisco Jota Pérez (Escritor) en Twitter tras asistir a la sesión del 7 de noviembre de 2014 en Barcelona

“Magnífica sesión psicográfica de Pablo Gallo (con Iago Alvite musicando el terror) en Las Naufraguitas. Todos vimos cómo William Balke se hizo presente y más de un@ debió salir con la ropa interior ligeramente tuneada”

Roge Fdez (Pintor, escultor, vídeo creador) en Facebook tras asistir a la sesión del 12 de agosto de 2014 en A Coruña

 

 

 

UNA VISITA A CAPITANÍA

 

La Plaza de Azcárraga, antes Plaza de la Harina, con su Fuente de los Deseos y los plátanos centenarios es para mi uno de los lugares más tranquilos y bellos de la ciudad. Desde la fuente se puede observar este  edificio en la plaza de la Constitución.

Hace ya tiempo había oído que se podía visitar aunque nunca me decidí a hacerlo hasta esta semana en que formando parte del taller organizado por el Fórum Metropolitano “Un paseo pola cidade” que llevan Patricia Angulo y Fernando Campos he cruzado una de sus puertas accediendo al lugar olvidado. El teniente coronel Costas fue el encargado de acompañar al grupo del que formaba parte dando una explicación muy interesante.

Se construye en 1748 por Real Orden  de Fernando VI, sustituyendo a otro ya deteriorado levantado en el XVI, para dar cabida a la Capitanía General y a la Audiencia ya que hasta el siglo XIX el capitán general también impartía justicia.

Un reloj con campanario, que le da un toque religioso, preside el edificio,  y dos puertas dan acceso al interior  para las dos funciones que tenía.

079

Se empieza la visita en el patio cubierto donde destaca la explicación de la  evolución heráldica del escudo de España desde los Reyes Católicos hasta nuestros días. A continuación se baja al aljibe que hoy en día está abovedado.

083

Se sigue por el Pasillo de los espejos y se termina en el Salón del trono. Hay una  obra pictórica barroca sobre los meses del año dejada en depósito por el Museo del Prado, lámparas de la Granja y espejos antiguos.

084

La visita no contempla los jardines, espero que algún día se abran al público, sería un buen complemento.

Comento como dato curioso que a estas dependencias llegó en 1953 Mohamed Ben Miziaam como Capitán General. Según lo indagado era un siniestro personaje. La anécdota que una de sus hijas se casó en las dependencias de capitanía por el rito moro.

IMG_0500
CARCEL REAL Y PUENTE CON LA AUDIENCIA.           FOTO: CORUÑA ANTIGUA

 Al lado de la Audiencia se levantaba la Cárcel Real, donde hoy está el hotel Finisterre, construida en 1760 los dos edificios estaban comunicados por un puente así los penados no tenían que perder el tiempo en  paseos,  de ahí que algunos quieren recordar al puente de los suspiros de Venecia.